DESCRIPCIÓN DEL CURSO

El siglo XXI es llamado el siglo de la tecnología, el internet, los celulares complejos, los medios de comunicación y un sinfín de instrumentos, han ayudado a las personas a hacer su vida más sencilla y practica, sin embargo, estas son solo herramientas de trabajo y no sustituyen en nada la capacidad cognitiva que cada persona tiene. Como parte fundamental de tu formación como Licenciado en Criminología es importante que desarrolles habilidades que propicien un aprendizaje más significativo y de mayor aplicabilidad en la toma de decisiones y en la solución de problemas de la vida cotidiana.

Así mismo este tipo de aprendizaje despertará en ti una actitud positiva hacia la autoformación y de igual manera creará una mente abierta y critica en cada situación.

Las habilidades del pensamiento te ayudarán a desarrollar una neuroplasticidad que te permitirá, tomar decisiones de forma acertada, trabajar en equipo, mayor concentración y sobre todo mayor capacidad de resolver problemas.

Otro beneficio que se obtiene con el desarrollo de habilidades del pensamiento está en el aspecto social. Utilizar la lógica, la experiencia, las inteligencias emocional y práctica, los hábitos y el sentido común para pensar y actuar dentro de un marco de referencia amplio, coherente, válido y equilibrado, repercute en la interacción con el ambiente y con las personas que lo rodean.

El desarrollo de las habilidades del pensamiento se transforma en procedimientos por medio de la ejercitación, es decir, la práctica, que puede ser en forma deliberada, controlada, sistemática, gradual y voluntaria.

OBJETIVOS

Desarrollar habilidades cognitivas mediante una metodología centrada en el aprendizaje para generar procesos mentales superiores en la toma de decisiones relacionadas con las situaciones que el individuo enfrente en su interacción con el medio

EVALUACIÓN

Examen 60%

Tareas 20%

Trabajo en clase 10%

Participación 10%